Amelia Valcarcel y Sophie Bessis

Alerta sobre el papel de las culturas en la situación de las mujeres inmigrantes


 

La catedrática Amelia Valcárcel y la periodista Sophie Bessis coinciden en que hay aspectos intolerables de las culturas, en las jornadas sobre signos religiosos

IRENE GARCÍA/GIJÓN

El debate continúa abierto. La integración de los inmigrantes musulmanes en las sociedades occidentales es un tema que preocupa a muchos. En el cómo conseguirla es donde más discrepancias se encuentran. Pero si en algo coinciden la catedrática de Ética y Filosofía en la Universidad de Oviedo Amelia Valcárcel y la periodista, historiadora y economista, de origen tunecino, Sophie Bessis es en que «integrar no es respetar una cultura».

Valcárcel destaca que «hay cosas de una cultura que no hay que respetar. No se puede respetar todo, más cuando va en contra de los derechos fundamentales», añade. Ambas reflexionan sobre ello en el ciclo de conferencias que el colectivo feminista Les Comadres organiza en el Antiguo Instituto Jovellanos bajo el título ’Ley contra el uso de signos religiosos en la escuela pública francesa ¿era necesaria?’, que hoy concluye.

La cuestión viene de la polémica surgida hace un año, cuando dos niñas musulmanas acudieron a la escuela pública con el velo. Las posibles respuestas a la misma son varias. Mientras Bessis considera que «una ley como la promulgada no era necesaria», Valcárcel sí que la cree oportuna.

«No quiere decir que llevar el velo no sea un problema», defiende Bessis. «Pero es un problema que la ley no va a resolver. No sé si solucionará el tema del velo, pero no soluciona el problema de los suburbios. Detrás del velo, se esconden otras cuestiones más graves», añade. La periodista apuesta por «políticas más arriesgadas. Hay cosas contra las que la sociedad francesa tiene que luchar».

Sin embargo, Valcárcel considera que lo que hay que hacer es completar esa ley y crear una política global de integración. «Intenta parar, de alguna manera, un símbolo en el que se unen sexismo y xenofobia», defiende. «Las mujeres no disfrutan de sus derechos, además muestra una actitud contra la comunidad judía», añade.

Y critica las políticas desarrolladas hasta ahora en este sentido: «La derecha nunca ha querido apoyar a los musulmanes ni en Francia ni aquí. Son mano de obra que se utiliza y una vez utilizada no les quieren integrar. Pero es que si se van a quedar han de ser integrados. El multiculturalismo está dando aval al auge de las minorías integristas», mantiene. Por ello, reitera, «hay que desarrollar una política de integración. Pero claro, cuesta mucho dinero».

Polémica en Francia

«Puedes respetar las prácticas religiosas pero siempre que sus creencias dejen de ser su manera de organización, que ni siquiera respeta derechos individuales ni de ningún tipo y menos para las mujeres», critica Valcárcel. Afirmación compartida por Bessis, quien añade que «en Francia la mayor parte de la población está totalmente de acuerdo con ello». «En Europa se da la palabra a minorías más radicales porque en la historia europea eso se corresponde con la imagen dominante que las sociedades tienen del árabe, cuando no en todos los países árabes existen esas imposiciones», sostiene la periodista.

«Si una mujer se pone el velo para expresar sus sentimientos religiosos no dice a toda costa no me lo voy a quitar. El problema está también en que si eres una mujer no eres nada, pero si eres integrista ya eres algo» añade Valcárcel.

Bessis resume en dos los principales motivos por los que una niña se pone el velo para ir al colegio: «Por imposición de sus padres o por una lectura muy integrista del texto coránico».

Fuente: el comercio digital. 26.octubre.2004



3 diciembre 2004



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP