8 de marzo de 2006 - Día Internacional de la Mujer

QUEDA MUCHO POR HACER PARA PONER FIN A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE LAS MUJERES

 

GINEBRA - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al conmemorar hoy el Día Internacional de la Mujer señaló que hay que prestar mayor atención a las mujeres objeto de trata con fines de explotación sexual para que se sobrepongan al estigma y a la discriminación, y puedan así recuperarse plenamente de su sufrimiento y reintegrarse en la sociedad.

La Directora General Adjunta de la OIM, Sra. Ndioro Ndiaye dijo: “Hoy, como nunca antes, somos conscientes de la trata de personas en todo el mundo. Pero queda mucho por hacer. Tiene que haber un cambio de actitud. Casi siempre, las mujeres y niñas objeto de trata con fines de explotación sexual son víctimas por doble partida dado el estigma que se asocia a la prostitución”.

Los empeños para ayudar a las víctimas de la trata, se centran mayormente en la realización de campañas de prevención y en el suministro de asistencia que comprende la puesta en marcha de permanencias de urgencia para rescatar a las víctimas y ayudarles a retornar a sus países de origen. La asistencia de rehabilitación y reintegración comprende el asesoramiento, la atención médica, la capacitación y la concesión de préstamos para el establecimiento de pequeños negocios. Ello no obstante, son pocos los programas que encaran el estigma con que tienen que vivir las mujeres el resto de sus vidas, y que además acrecienta la probabilidad de que vuelvan a ser víctimas de abusos.

La verguenza de la explotación sexual que suscita un ostracismo social tanto para las mujeres como para las niñas objeto de trata es un hecho para las víctimas en todo el planeta. Generalmente, las víctimas son desheredadas por sus familias o corren el riesgo de ser marginadas por comunidades que creen que la culpa es suya y no del traficante.

En África Meridional, cuando las mujeres de zonas rurales pobres regresan suelen ser rechazadas por sus familias y se ven obligadas a trasladarse a las zonas urbanas y a trabajar en la industria del sexo para poder sobrevivir. Para estas mujeres el comercio del sexo es el único medio de sustento que conocen. En otras partes de África, Europa y Sudamérica las víctimas de la trata cargan consigo el estigma del fracaso cuando regresan sin dinero ni las riquezas que supuestamente debían haber conseguido en el extranjero, a cualquier precio.



5 marzo 2006



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP