Marruecos autoriza las primeras 50 mujeres imán


 

Rabat.-En abril comenzarán a desarrollar sus actividades en Marruecos las primeras cincuenta mourchidat o mujeres imán (guía religioso). Su rol será el de orientación y sensibilización de la comunidad de creyentes musulmanes en diferentes ámbitos, de la prisión a la fábrica pasando por Internet o la televisión, ya sea enseñando el Santo Corán o impartiendo cursos de alfabetización.

El objetivo, según fuentes del Ministerio del Habous y de los Asuntos Islámicos marroquíes, es que las mujeres desempeñen un rol clave dentro del culto, fundamentalmente entre las propias féminas y entre los más jóvenes, "corrigiendo las grandes carencias observadas en materia de integración familiar y fomentando la cohesión social". Eso sí, se ha advertido, "no podrán dirigir la oración", tarea ésta exclusivamente masculina en Islam, al igual que en otras religiones monoteístas.

Con esta medida se busca hacer justicia para con la condición femenina, confiando en lo positivo de su contribución y en su participación activa en la sociedad, así como el de su uso para corregir toda suerte de derivaciones extremistas dentro del campo religioso, según destacaron fuentes oficiales.

Después de haber pasado décadas militando por tener una voz propia, dentro de un mundo masculino en extremo, es ahora, en nombre de la modernización, cuando cada vez más mujeres buscan "reformar el Islam desde el interior" y esto es lo que pretende aprovechar precisamente el Ministerio del Habous marroquí.

Además, "en el Islam queda perfectamente claro que una mujer puede ser un actor religioso de primer orden al igual que el hombre", señala Amina, militante del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD), formación política de corte "islamista moderado".

Mahoma no distinguía

Según explica, "en la época del Profeta Mahoma no existía la separación entre hombres y mujeres en la mezquitas, jugando éstas un papel destacado en cuanto a la transmisión del saber, desde el aprendizaje de los hadith (hechos del Profeta) hasta la propia caligrafía".

Para Amina, quien ha acogido de buen grado el advenimiento de esta nueva generación de mourchidat, no existen dudas al respecto de que "la desaparición de las mujeres de la enseñanza se corresponde con la decadencia del mundo musulmán".

David Alvarado

Fuente: lasprovincias.es



2 marzo 2006



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP