Diversos enfoques sobre el empoderamiento de las mujeres:

¿Cuál es el camino a seguir?

Por Mine Yücel

English    
 

Introducción:

Los derechos sociales, políticos y económicos de las mujeres en todas partes, pero especialmente en el mundo árabe, se están quedando muy por detrás de los de los hombres. Esto ha sido señalado también por la Comisaria Ferrero Waldner en su artículo: "Diez años después del Proceso de Barcelona: Reforzar la Capacidad de las Mujeres como Catalizadores de Desarrollo Económico". Se da una causalidad recíproca entre el avance de los derechos sociales y económicos de la gente y su desarrollo económico y humano (usando el término desarrollado por el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas).

La Asociación Euromediterránea iniciada en Barcelona en noviembre de 1995 entre los 15 países miembro de la UE y 12 países asociados del sur y este del Mediterráneo (PAMs) tenía como objetivo “convertir la cuenca Mediterránea en un área de diálogo, intercambio y cooperación, garantizando la paz, la estabilidad y la prosperidad”. De acuerdo a los firmantes esto requería “un refuerzo de la democracia y el respeto a los derechos humanos, un desarrollo socioeconómico sostenible y equilibrado y medidas para combatir la pobreza y una mayor comprensión entre culturas”. 10 años después del inicio del Proceso de Barcelona, la situación de las mujeres en los países mediterráneos ha evolucionado poco.

Este documento tiene como intención revisar las maneras de reforzar la capacidad de las mujeres en los países del Mediterráneo. Para hacer esto primero mira a los problemas comunes a las mujeres de estos países y propone soluciones para solucionarlos.

Métodos diferentes para fortalecer a las mujeres:

Las siguientes cuestiones fueron preguntadas en el Grupo de Trabajo temático organizado en el encuentro de Luxemburgo del Foro Civil Euromed en 2005.

-  ¿Es necesaria una reforma apoyando el proceso a través del desarrollo social y económico de las mujeres?
-  ¿Es necesario renunciar al viejo sistema y optar por una ruptura simbólica?
-  ¿Son necesarias las cuotas para que las mujeres emerjan en la vida política?
-  O ¿es su participación en el desarrollo social y económico suficiente para cambiar las mentalidades?

Cada una de estas cuestiones representa una teoría o un camino a seguir en el esfuerzo para reforzar la capacidad de las mujeres. Me gustaría argumentar en este punto que ninguno de estos métodos por separado sería suficiente para un verdadero fortalecimiento de las mujeres.

En primer lugar, el método de las cuotas por sí solo no es suficiente para incrementar el número de mujeres en la política y la vida pública. La idea de las cuotas o acciones positivas (discriminación positiva) fue introducida para dar a los sectores menos afortunados de la sociedad una mayor oportunidad de participar en diversos aspectos de la vida pública.

El sistema de cuotas fue introducido en Europa en los años 70. Por ejemplo, el Partido Popular Socialista de Dinamarca adoptó en 1977 el sistema de cuotas del 40%, los Social Demócratas siguieron su ejemplo en 1983. Los Verdes en Alemania tienen una cuota del 50%. Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia han tenido el sistema de cuotas durante más de 30 años y se ha argumentado que el sistema de cuotas escandinavo es el que ha llevado al éxito de incremento del número de mujeres en el parlamento. Suecia tiene alrededor de un 44% de mujeres en el parlamento, seguido por Noruega (39.4%), Finlandia (33.5%) y Dinamarca (33%) (Uludağ, p.77). El Partido Laborista británico es también un ejemplo de incremento de la participación política de las mujeres que ha conseguido simplemente aumentando el número de mujeres candidatas.

Sin embargo, partiendo de un ejemplo reciente de la parte norte de Chipre, donde un partido político que introdujo el método de la cuota femenina para las candidatas resultó ser el partido con el menor número de mujeres elegidas en el parlamento local, hemos visto que el sistema de cuotas por sí solo no es suficiente. Un estudio reciente que hemos llevado a cabo en Chipre ha mostrado que las mujeres deciden su voto a los partidos (y a los candidatos) teniendo en cuenta varias cuestiones; las políticas del partido sobre cuestiones de mujer recibieron un nivel muy bajo de votos: ¡0.07%! (Las Mujeres en las Comunidades Chipriotas, 2003)

Es también importante cambiar la actitud de ambos, hombres y mujeres en términos de comportamiento del voto, así como la cultura política. La cultura de los partidos políticos, así como de la vida política explica en parte porqué las mujeres no pueden o no quieren presentarse como candidatas. Este es un pequeño eslabón en la gran cadena de la cultura y tradiciones de la sociedad y explica la manera en la que las mujeres son tratadas en general. Podemos argumentar que el acceso a puestos políticos de toma de decisiones está limitado por 5 razones:

-  Las mujeres son más pobres que los hombres
-  Culturalmente, las mujeres tienen una obligación en casa como cuidadoras
-  La cultura política. ¿Cómo son tratadas las mujeres en el partido y en la sociedad?
-  Falta de acceso a la formación y la educación
-  Confianza en sí mismas

A menos que todos estos factores mejoren, las mujeres lo tendrán muy difícil para participar en la vida política.

El sistema de cuotas fue un éxito en los países escandinavos porque estaban apoyados por un sistema completo de estrategias para mejorar la posición de las mujeres en la política. Entre estas estrategias estaban: lugares para el cuidado de los niños para que las madres trabajadoras pudieran dejar a sus hijos, permiso de maternidad, los principios de igualdad entraron a formar parte del curriculum educativo, se hicieron cambios en las leyes de familia para dar más derechos de propiedad a las mujeres, se creó un departamento para controlar los problemas de igualdad, se estableció una oficina del defensor del pueblo (ombudsperson) para tratar cuestiones de igualdad, y a demanda del defensor del pueblo se estableció también una comisión de seguimiento.

El defensor del pueblo podía imponer multas a las organizaciones o negocios privados que no aplicaran la legislación de igualdad de manera apropiada. Además se preparó un plan de acción a 5 años para revisar el nivel de igualdad de género en el país. Más adelante se introdujo la idea de cuotas informales en la educación etc., junto con muchos proyectos simultáneos para mejorar el acceso de las mujeres a la educación y la formación. Por lo tanto podemos ver que no fue el sistema de cuotas en exclusiva el que ayudó a Suecia a conseguir de una manera tan exitosa la mejora de la posición de las mujeres en la vida pública, sino que fue una estrategia integral en la cual el sistema de cuotas era una parte.

De igual manera, no podemos intentar fortalecer a las mujeres, ayudándoles exclusivamente a participar en el sistema económico. Muchos países y donantes son muy entusiastas a la hora de introducir sistemas de micro créditos para mujeres, con el objetivo de incrementar la participación de la mujer en el sistema económico. Este es en sí mismo un método útil, pero por sí sólo no es suficiente, como podemos ver en el ejemplo de Palestina.

Los derechos económicos son necesarios para sostener la democracia, pero no suficientes para llevarnos a ella. Los sistemas de micro créditos necesitan el apoyo de otros derechos económicos, sociales, culturales y políticos para tener éxito. De otro modo llevarán a ciertas comodidades individuales, pero no mejorarán la posición de la mujer en la sociedad (tal y como es argumentado en el documento de Palestina).

Podemos empezar a contestar la pregunta de qué pasos deberían darse para mejorar la posición de la mujer, concentrándonos primero en los problemas comunes que afrontan las mujeres en los países del sur, y después intentar prever como la Asociación Euromediterránea puede ayudar.

Problemas comunes:

1. Falta de acceso a la vida política y a los puestos de toma de decisiones. El nivel de participación de las mujeres en la vida política y el número de mujeres en puestos de alto nivel es muy bajo en los Países Asociados del Mediterráneo (PAMs).

2. Discriminación en los derechos laborales. El número de mujeres empleadas en las esferas pública y privada es bajo. Hay discriminación en términos salariales. Los hombres, haciendo el mismo trabajo que las mujeres siguen recibiendo mayores sueldos o salarios.

3. Educación: se niega un acceso en igualdad Todavía se niega el acceso a la educación a muchas chicas. Esto limita las posibilidades de las mujeres de romper las cadenas que las atan en términos de salir de la esfera privada a la pública.

4. El acceso a los recursos está restringido. Los créditos, la propiedad, los derechos de herencia y muchas otras formas de recursos están limitadas a los hombres y a un pequeño porcentaje de mujeres. Esto limita las posibilidades de desarrollo económico de las mujeres.

5. Posesión de propiedades y participación económica (los maridos tienen bastantes más derechos y una vez divorciadas las mujeres se quedan con las manos vacías). La legislación de familia en algunos países es tal que las mujeres pueden perderlo todo si se divorcian. Esto hace que las mujeres dependan de sus maridos, y las fuerza muchas veces a aguantar relaciones poco saludables.

6. Mujeres en situaciones de conflicto: se ven más afectadas de manera desproporcionada con relación a los hombres.

7. La posición de las mujeres en el hogar: la violencia domestica se trata como una cuestión privada y no es tratada de manera adecuada por el estado. Debería promulgarse la legislación necesaria para que fuese tratada como una cuestión pública.

8. La posición de las mujeres en la sociedad. Tradicionalmente las mujeres han sido vistas como cuidadoras que se quedan en casa. Esta creencia afecta a la participación política de las mujeres, así como a su vida económica. La actitud de la sociedad hacia las mujeres tiene que cambiare para que las candidatas mujeres puedan salir elegidas, o para que puedan acceder a y mantener un trabajo. La situación actual es tal que a pesar de que es más duro para las mujeres encontrar trabajo en las sociedades tradicionales, en tiempos de crisis económica son las mujeres las primeras que pierden el trabajo.

9. Falta una cultura de participación ciudadana y de posesión de derechos.

10. Algunas veces el problema no viene dado a la falta de legislación sino a la falta del conocimiento y la aplicación de la legislación. Esto es debido en parte al hecho de que los responsables de aplicar las leyes no tienen sensibilidad alguna hacia las cuestiones de género, y también se debe a que las mujeres no son conscientes de sus propios derechos de cómo exigir su cumplimiento. O simplemente porque la voz de las mujeres no se oye en la esfera pública. Los medios de comunicación tienen también mucha responsabilidad en esto.

11. En general estamos hablando de países con procesos de democratización muy lentos.

12. El nivel de desarrollo económico es menor entre las mujeres.

13. En estos países podemos ver en general un escaso respeto a los derechos humanos. Esta actitud debe cambiar en paralelo con el proceso de fortalecimiento de las mujeres.

14. Los crímenes de honor y los test de virginidad todavía se dan en algunas sociedades.

15. La Mutilación Genital Femenina es todavía una práctica común en muchos países.

16. Poligamia: en algunos países la poligamia está permitida y los hombres pueden tener varias mujeres. (Esto es parte de la práctica religiosa, y es por eso que hay una necesidad de secularizar las leyes).

17. Violencia doméstica. Muchos países tratan el tema de la violencia doméstica u otros aspectos de la vida familiar como privados, ya que no quieren tener que ocuparse de las consecuencias, mientras que hacen de otros aspectos de la vida familiar (tales como el aborto etc.) un asunto público. Esto debería cambiar y la violencia doméstica o violencia contra las mujeres debería ser tratada como una cuestión pública.

18. Muchos sindicatos y ONG no son independientes de los fondos o el control del estado.

19. Las agendas de las ONG tradicionales o de los donantes en estos países no tratan de los verdaderos problemas que sufren las mujeres.

20. Tráfico de mujeres. Esta cuestión se está convirtiendo cada vez más en un problema para el mundo entero. Casi no hay mecanismos de apoyo para las víctimas.

21. Matrimonios de conveniencia y a muy temprana edad son una práctica común en muchos lugares de estos países.

Recomendaciones

Está claro que los 12 países del sur y el este de la Asociación Euromediterránea son muy diferentes, y cada país necesita diseñar su propio plan de acción para la eliminación de la discriminación hacia las mujeres. A pesar de ello, el argumento de este documento es que el plan de acción que se utilice debe ser un plan integral (que podría ser adaptado a los condicionantes locales).

0. Antes de dar ningún paso deberían prepararse y ponerse en marcha planes de acción a largo plazo. Esto aseguraría el trabajo sobre las causas de base de los problemas.

1. Los derechos de las mujeres son parte de los derechos humanos en general, y como los derechos humanos son universales, también son indivisibles. Si queremos asegurar el respeto a los derechos de las mujeres, debemos asegurarnos que existe un respeto hacia los derechos humanos en general. Los países en los que nos estamos enfocando tienen procesos de democratización muy lentos, lo que provoca a su vez una ralentización del fortalecimiento de las mujeres. Por tanto los esfuerzos para reforzar a las mujeres y los procesos de democratización deberían darse de manera simultánea. No es posible una verdadera democracia sin la igualdad entre hombres y mujeres.

2. Estudios del ámbito de las ciencias sociales indican que si bien el crecimiento económico es importante para mantener las democracias, no es suficiente para crearlas. Los sistemas de micro créditos para mujeres deberían formar parte de planes de acción globales para el refuerzo de las capacidades de las mujeres, así como otros derechos económicos. Los Principios de Montreal de los Derechos de las Mujeres sugiere una lista de derechos económicos y sociales para las mujeres cuyo listado se adjunta en el Anexo 1.

Los derechos económicos, culturales y sociales son de especial interés para las mujeres ya que como colectivo, las mujeres se ven afectadas por la pobreza y por la marginación social y cultural de manera desproporcionada.

El hecho de que las mujeres tengan menor poder económico viene dado por el hecho de que tienen menos poder social y culturalmente. Pero esto a su vez afecta a la posición social y cultural de las mujeres. De este modo las mujeres viven en un círculo vicioso en cuanto a sus derechos económicos, sociales y culturales, o la falta de los mismos. Para asegurarse del disfrute de estos derechos por parte de las mujeres debería tenerse en cuenta el ambiente en el que viven. Las desigualdades en el acceso a la educación, a la formación y al empleo, las diferencias de salario, de acceso a recursos económicos, a la propiedad, etc., conducen a una dependencia económica, y por lo tanto a la negación una autonomía para las mujeres.

En muchos países mediterráneos (P.ej. Siria) las mujeres se quedan sin nada al divorciarse, y esto lleva a la dependencia de sus maridos. La dependencia de las mujeres y la falta de apoyo y refuerzo limita el nivel de participación femenina en la vida política y en los mecanismos de toma de decisiones. Además, las mujeres tendrán menos capacidad de disfrutar sus derechos civiles y políticos si éstos se separan de sus derechos económicos, sociales y culturales.

La pobreza puede provocar condiciones adversas en general, pero las mujeres son golpeadas más duramente por esta realidad. Algunas consecuencias de la pobreza femenina son: menor consumo de comida, verse forzadas a emigrar, tráfico de mujeres, vulnerabilidad a la violencia y a la enfermedad (Human Rights Quarterly, Agosto 2004. Pág. 763)

3. Las cuotas en la vida pública serán inútiles a menos que toda la cultura entorno a los derechos cambie. Si se adopta la idea de las cuotas y las acciones positivas, debería existir una política integral de igualdad, y las cuotas deberían ser empleadas en todos los aspectos de la vida (P.ej. en la participación en la escuela, en empleo público, profesores, jueces, abogados, empleo privado, partidos políticos, etc.)

3.1 La idea de la participación ciudadana debería ser incluida y promovida. En conexión con el punto anterior, la idea de la participación ciudadana debería promoverse para cambiar la cultura entorno a los derechos. La gente debería ser activa reivindicando sus derechos y haciendo seguimiento de la aplicación por parte de las administraciones públicas de lo que está escrito en el papel.

4. Debería establecerse en estos países una oficina del Defensor del Pueblo (ombudsperson) o una comisión para hacer el seguimiento de la igualdad en la práctica. Estas oficinas deberían tener poder de aplicación y la autoridad para imponer multas a aquellas instituciones que no aplicaran la igualdad en la práctica.

5. Intercambio de información en el tema de mujer entre los países de la UE y del Mediterráneo. Deberían compartirse las buenas prácticas.

6. Campañas de sensibilización para ambos hombres y mujeres, especialmente para departamentos de aplicación de leyes tales como la policía, jueces, abogados y medios de comunicación. Como hemos podido ver en la sección de problemas comunes, a veces el problema no es la falta de una legislación apropiada, pero la verdadera aplicación de esta legislación. Esto se debe en parte a la falta de conocimiento entre ambos, hombres y mujeres, sobre sus derechos, y también entre los funcionarios que aplican las leyes relacionadas con cuestiones de género. Debería haber campañas intensivas de sensibilización para todos los sectores de la sociedad, especialmente dirigidas a las mujeres y a los responsables de aplicación de las leyes, tales como jueces, abogados, fuerzas de seguridad, etc. Los medios de comunicación son también importantes en la medida en la que juegan un papel básico en la formación de la opinión pública.

7. Reforzando la Sociedad Civil en general y las ONG de mujeres en particular. Debería crearse y apoyarse un movimiento de mujeres fuerte. Estas organizaciones pueden trabajar con una agenda común para mejorar las condiciones de vida de las mujeres y trabajar para conseguir tanto cambios en la legislación y en la aplicación de las mismas. Además del sistema de micro créditos para mujeres, los donantes internacionales y los países europeos deberían financiar las ONG y grupos de mujeres, para ayudarles a construir un movimiento de mujeres real y sostenible.

8. El tema de los incentivos: los donantes y los socios europeos deberían imponer y aplicar condicionantes políticos y económicos a los países socios mediterráneos. Esto aseguraría el respeto a los derechos de las mujeres y a los derechos humanos en general.

9. Secularización de las leyes.

10. Debería establecerse protección para las víctimas de violencia doméstica, violación, tráfico de mujeres etc.

11. Debería haber mecanismos de apoyo y facilidades para el cuidado de niños para las mujeres trabajadoras, incluido el permiso de maternidad.

12. Independencia real de las ONG al control e influencia del estado.

13. Participación en igualdad de hombres y mujeres en los mecanismos de consulta de la Asociación Euromediterránea. Si la Asociación Euromediterránea debe sugerir maneras de mejorar las condiciones de vida de las mujeres en los países socios mediterráneos, la misma asociación necesita mejorar su propia política hacia las mujeres.

Mine Yücel

Chipre.

Anexo 1:

Los Derechos Socioeconómicos de las Mujeres: (Principios de Montreal de la Mujer) a. A un nivel adecuado de vida, incluyendo i. Alimentación y protección contra el hambre ii. Agua iii. Vestido iv. Vivienda y la protección contra el desalojo forzado v. Mejora progresiva de las condiciones de vida

b. Al más alto nivel de salud física y mental durante todo el ciclo de vida de las mujeres, incluyendo la salud y libertad sexual y reproductora.

c. Al igual acceso a la herencia, la posesión de tierras y propiedades

d. A la seguridad social, la protección social, al seguro social y los servicios sociales, incluyendo asistencia especial antes, durante y después del parto

e. A la educación y a la formación.

f. Al trabajo y a un empleo libremente elegido, así como a condiciones laborales justas y favorables, incluyendo salarios justos e igual remuneración por trabajo de igual valor, y protección contra el acoso sexual y la discriminación por razón de sexo en el trabajo

g. A formar sindicatos y a sindicarse

h. A la protección contra la explotación económica

i. A la protección contra un matrimonio forzado o desinformado

j. A un ambiente limpio y saludable

k. A la participación en la vida cultural

l. A demandar y gozar de los beneficios de las patentes y la propiedad intelectual

m. A la nacionalidad y a transmitir la nacionalidad a sus hijos

n. Protección del tráfico de mujeres y de la explotación; reconocimiento de los derechos humanos de las personas con las que se trafica.

REFERENCIAS:

Human Rights Quarterly, Vol. 26 Nº 3 Agosto 2004. Prensa - Universidad de Johns Hopkins University

María Hadjipavlou, Women in Cypriot Communities, 2003

Fatma Khafagy, Egyptian Women Towards Achieving Gender Equality (presentado en el Foro Civil Euromediterráneo en Luxemburgo)

Byrne Martin y Poulsen Schade, Mediterranean Politics, Vol. 9, Nº 3 (Otoño 2004)

Liga de Mujeres de Siria, Informe de las ONG, Implementation of 1995 Beijing Declaration and Work Plan, Beijing + 10

Sevgül Uludağ, Politikada Strateji ve Planlama, Kadın Araştırmaları Merkezi Yayınları, Lefkoşa 1998

Women’s Movement in Turkey (presentado en el Foro Civil Euromediterráneo en Luxemburgo)

Women’s Issues in Palestine (presentado en el Foro Civil Euromediterráneo en Luxemburgo)



9 enero 2006



Foro

  • > ¿Cuál es el camino a seguir?
    29 de enero de 2006, por Elia

    La situación de las mujeres que participan en la vida política parece semejante en todas las regiones, leer este artículo me situa en las condiciones y oportunidades reales que tenemos las mujeres panameñas en la vida política nacional; hace tres días fue rechazada por los partidos políticos la propuesta de mejorar la Ley Electoral en el tema de cuotas y participación de las mujeres, la negación a reconocer las diferencias en las oportunidades y la situación en que viven las mujeres políticas; escasos espacios en las estructuras internas de los partidos, capacitaciones sin coherencias, falta de estímulos, además de todo lo que plantea en su artículo.

    En Panamá existe desde 1993 el Foro Nacional de Mujeres de Partidos políticos, trabajando para mejorar las oportunidades políticas de las mujeres.

    • > ¿Cuál es el camino a seguir?
      13 de febrero de 2006, por Alvaro

      Es muy importante cuanto se habla de la igualdad de derechos entre los seres Humanos, entre los hombres y las mujeres, entre los ancianos,los niños y los jóvenes, entre homosexuales (o Gays) y heterosexuales. Es claro que está igualdad es imposible si unos países controlan el desarrollo de los otros, si unos países se apoderan de los recursos de los otros, ya sea por medio de la violencia (caso de Irak, proximamente de Iran, casos de Panamá, de Granada, De Puerto Rico, de Afganistan, Etc). O si presionan por medio comerciales y "pacíficos" como mediante sanciones o subvenciones de Organizaciones Internacionales de Comercio, etc.

      No puede haber igualdad entre las personas en medio de la asimetría entre las naciones.

      De este modo Europa, EEUU y los países desarrollados en Genera, asumen una postura hipócrita sobre la igualdad de las personas y la protección de las minorías etnicas o de la mnaturaleza y el ambiente, cuando al mismo tiempo son los proncipales impulsores de la desigualdad social, comercial y militar.

      Europa y los países llamados desarrollados han sido los causantes del empobrecimiento de los países del llamado por los mismos europeos "Tercer MUndo" pues les han impuesto, militar o comercialmente, sistemas de expoliación de los recursos naturales y humanos.

      Mientras los ricos sigan dominando a los pobres, mientras la abundancia y la comodidad del primer mundo esté supeditada al hambre y las necesidades básicas sin satisfacer del tercer mundo no puede haber justicia ni igualdad.

      Así que debe reconfigurarse la intención del primer mundo por los temas de la justicia para las mujeres o sobre cualquier otro tema. Conqué derecho puede hacer el primer mundo llamamientos sobre los derechos y las culturas de los demás pueblos, si el primer mundo ha colonizado y saqueado a los demás pueblos?

      Porque tanto interés en el mundo árabe en los últimos años? Justo cuando el petroleo está concentrado en las zonas del mundo de control musulmán salvo Venezuela?

      Porque este interés del primer mundo por los musulmanes cuando sus costumbres han sido en cierto sentido una defensa contra la homogenización comercial y consumista de occidente?

      Los discursos de la igualdad de las mujeres y los hombres, de homosexuales y heterosexuales, de viejos y jóvenes, de blancos con negros y asiáticos e mestizos pasa por la igualdad en el control político de la toma de decisiones, en la soberania de los pueblos, en la restricción a las multinacionales, al capital finaciero, a la ciencia de la guerra y a la sobre explotación de los recursos de la tiera para fines suntuosos y excesica comodidad de occidente.

      Cada cultura definirá sus propios cambios según sus propias condiciones. Desde su dinámica interna hombres y mujeres árabes y /o musulmanes definirán sus propios cambios. Sin la presión y la tutela de la colonizadora Europa.



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP