Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga


 

Por Rocío Armas/Málaga Hoy

Hay profesiones que no caben en un sólo término. Malika Baltit es traductora, enfermera, mediadora intercultural, gestora, y mucho más. A ella misma le cuesta definir la labor que desempeña desde hace cinco años en el Hospital Materno. Las familias marroquíes son sus interlocutores y los menores ingresados, su debilidad. "Son mis niños", aclara esta joven de 30 años, natural de Nador pero residente en España desde hace más de diez años.

Ni siquiera puede definir su horario laboral. En teoría, entra a las 9.00 (a las 8.00 cuando hay quirófano) y sale a las 15.00, pero las 24 horas del día está atenta al timbre de su móvil. Una llamada del hospital por un ingreso nuevo, una urgencia de madrugada y Malika acude rauda a su servicio.

Acompañarla una mañana en su jornada basta para definir sus funciones. Con su hiyab como pañuelo al cuello abre su taquilla, coge la bata de enfermera, se cuelga la tarjeta que la identifica y empieza la ronda. Un primer vistazo a los ingresos y otro al nombre del doctor que trata a los menores para intercambiar información con ellos antes de ver a los niños.

Los especialistas esperan a que termine de hablar con los familiares porque saben que su papel es crucial. Malika trata a diario a una quincena de pacientes, entre la planta de infecciosos y pediatría, lactantes, neonatos, UCI y cardiología, al margen de las consultas externas.

Como saludo inicial, un cariñoso salam malecum y su sempiterna sonrisa. Ayer, le esperaba la pequeña Houda con energías renovadas. Hacía tan sólo unos días que había despertado del coma tras sufrir un aparatoso accidente de coche. Regresaba con su familia de una boda en Nador, su padre murió en el acto y a su madre y su tío (también menor de edad) los trasladaron al hospital de Melilla. Pero el centro carece de muchas de las especialidades con las que sí cuenta el Complejo Hospitalario Carlos Haya.

Malika aún no podía creer lo que escuchaba. Houda ya hablaba y era el momento de llenarla de besos. Con los pies decorados aún con la henna de las celebraciones marroquíes, la pequeña de cinco años no dejaba de sonreír a su "tita Malika", como la llamaba.

En otra de las habitaciones reinaba el silencio. Un pequeño de dos meses con hidrocefalia dormía en su cuna conectado a un catéter. La intérprete y la madre conversaban sobre el estado de salud de su hijo, en árabe. "Aunque con el 90 por ciento de las familias me entiendo en chelja, un dialecto hablado de la parte del Rif", explica.

En la planta de lactantes el padre de Mohamed Ahni charlaba por teléfono cuando entró Malika a saludar. Sin dudarlo un segundo, le pasó la llamada. "¡Es la madre del niño que va a venir a verle!", respondía entusiasmada tras hablar con ella. Al otro lado del pasillo, Abdelah y su mujer aguardaban la visita habitual de su amiga Malika, una más de la familia. Han sido vecinos de barrio en Nador y Malika ha hecho lo imposible por tener en buenas manos a su pequeño. Lokman tiene dos años, padece un tumor cerebral y ayer estaba un poco inquieto. Se agarraba a los brazos de su padre para suplicarle al oído que le llevara de vuelta al colegio. Mientras, observaba con mirada cómplice a Malika a sabiendas de que ambos hablaban el mismo idioma.

Lidiar a diario con paisanos de corta edad, víctimas de enfermedades terminales no es un trago fácil. Malika se agarra a su fortaleza y a su fe "en Dios". En ocasiones, agotada, se plantea tirar la toalla. "Pero al día siguiente pienso en mis niños" y otra vez en pie de guerra.

Hoy será su último día junto a los pacientes del Materno porque Malika se coge unas, relativas, vacaciones. El domingo viaja hasta Nador donde tiene casa y otra familia que le espera. Durante 15 días aprovechará para visitar a los enfermos que han regresado de Málaga con su tratamiento. Les entregará en mano las citas para las revisiones, los visados y todo el cariño al que les tiene acostumbrados. En octubre, volverá a cruzar las puertas del Materno tal y como viene haciendo desde que su amiga (enfermera del centro) Nuria Fernández le alertó de la necesidad. "¿Por qué no te vienes un día?" Malika le hizo caso y acabó "enganchada" a jornada completa. Al principio de forma voluntaria y, desde hace un año, contratada por la Consejería de Salud.

Con idea de facilitar la gestión y recibir ayudas, montó hace cuatro años la Asociación de Voluntariado Islámico Cristiano de Acción Social. Previamente Malika y Nuria ya habían alquilado un piso en Miraflores de Los Ángeles para acoger a las madres de niños trasladados por enfermedad hasta Málaga.

El dinero de la primera subvención les sirvió para adecentar el piso (sede de la asociación) y poco más. El año pasado recibieron 6.000 euros, y hasta la fecha. Malika tampoco cobra desde enero, le han dicho que hasta octubre no hay nada que hacer y mantiene su labor "a base de préstamos bancarios".

A pesar de todo, continuará paseándose por las habitaciones, asistiendo a partos de compatriotas suyas y comunicando noticias difíciles de digerir. "He tenido tres muertes en diez días", lamentaba. Malika sabe que no basta con hablar la misma lengua. "Hay que saber informar y explicar la enfermedad de manera que lo entiendan. Es otra cultura", advertía.

Cuando se acerca a las familias echa mano de sus dotes de comunicación y de su tesón. En casa, con el vademecum o internet se pone al día en cuestiones médicas. Para traducir las emociones y el dolor al que se enfrenta, le faltan palabras.



27 agosto 2005



Foro

  • > Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga
    8 de diciembre de 2005

    Me encantaría conocerla en persona. No hay regalo más grande que el servicio, sobre todo cuando éste es consecuencia del llamado intrínseco del amor. Servir es amar.

    FELICITACIONES A MALIKA Y A QUIENES LE SABEN AMAR.

    Mariolys Gil, maestra

  • > Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga
    5 de diciembre de 2005, por JAVIER
    ME PARECE MUY INTERESANTE QUE EL HOSPITAL MATERNO INFANTIL DE MALAGA HAYA TOMADO CONCIENCIA DE LO IMPORTANTE QUE ES TENER UNA PERSONA DEDICADA A ESTAS MADRES QUE ACUDEN A ESE GRAN CENTRO SANITARIO PARA CURAR A SUS HIJOS. ES UNA OPRTUNIDAD QUE CONCEDE LA JUNTA DE ANDALUCIA. SOY EMPLEADA DE ESE CENTRO Y SE CMO TRABAJA ESTA JOVE. ESTA DISPUESTA A CUALQUIER HORA Y DESDE UNA ASOCIACION QUE ELLA TRABAJA Y QUE DESCUBRIERON LA CARENCIA DE ESTAS MADRES ELLA SE ENTREGO EN CUERPO Y ALMA Y DIGO BIEN. ESTUVO CUATRO AÑOS SIN SABER LO QUE ERA TENER DINERO PERO LOS ENFERMOS ERA LO PRIMERO PARA ELLA. AHORA. CUANDO VEO O VEMOS SU CARIÑO,PACIENCIA, EL PUENTE QUE REALIZA CON NOSOTROS COMO PERSONAL ES DE ALABAR. EL PERSONAL MEDICO Y TODOS EN GENERAL LA APOYAMOS Y LA QUEREMOS. ! ANIMO MALIKA ESTAMOS CONTIGO PRA SIEMPRE! CONSEJERIA DE SALUD, NO NO LAS QUITE POR EL BIEN DE LOS ENFERMOS Y POR NOSOTROS COMO PERSONAL.
    • > Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga
      7 de mayo de 2006, por MALIKA
      le agradezco su intervencion.LA CONSEJERIA DE SALUD HA SUSPENDIDO DESDE ENERO EL CONVENIO QUE TENIA SUISCRITO CON LA ASOCIACION,SIN COMUNICARME NADA. POR LO CUAL LLEVO 5 MESES SIN COBRAR.LA ADMINISTRACION HASTA HOY NO ME HAN COMUNICADO NADA.NO SE COMO QUEDARA MI SITUACION,PERO HASTA HOY NO HAY NINGUNA RESPUESTA. CON MUCHO DOLOR Y TRISTEZA DEJARE DE TRABAJAR EN EL MATERNO,PORQUE SIN DINERO UNO NO PUEDE SEGUIR TIRANDO, PORQUE SOY UNA PERSONA QUE TENGO QUE COMER VESTIR ,GASTOS DE CASA,ETC........... MUCHAS GRACIAS POR TU APOYO SALUDO MALIKA BALTIT
    • > Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga
      7 de junio de 2006
      hola malika qui tal estas espero qui estas bien estoy escriberte este mensage para pediderle una cusa se te puedes llo me llamo bouzid el mekki soy de alhoceimas en este momento estoy empliente en la gencia voyages mediterranee a nador. te pedi se puedes allodar me veceno en alhoceimas qui esta enfermo de cancere de sangre y tiene 6 años en este momento esta hospetalezando a rabat con mocho gasto pero sa famililla estan povres. te pedi se puedes ayodarle para hospitalezar en malaga. email: meki52@hotmail.com
      • > Malika Baltit: traductora marroquí en el hospital materno infantil de Málaga
        31 de julio de 2006

        SR. EL MEKKI: ACABO DE VER SU CORREO Y SOLO PUEDO DECIRLE QUE ES SUMAMENTE DIFICIL EL TRASLADARLO A ESPAÑA PARA SER TRATADO. PORQUE A NIVEL DE AMBOS GOBIERNOS EXIGEN UNA SERIE DE REQUISITOS Y HAY QUE REALIZARLOS. POR EJEMPLO SI UNA ENFERMEDAD PUEDE SER TRATADA EN EL PAIS DE ORIGEN LO DEBE HACER. COMPRENDO QUE ES UN TRATAMIENTO MUY COSTOSO PERO LA ADMINISTRACION ASI LO DECIDE. DE TODOS MODOS EL CORREO DE LA ASOCIACION ES VICASCAFANI@HOTMAIL.COM; DESDE EL PODREMOS SEGUIR HABLANDO.

        ATENTAMENTE LE SALUDA. CARMEN FERNANDEZ.



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP