8 de marzo

Entrevista a Souad CHARIT, UGTA (Argelia):"¡Ya es hora de que las mujeres digan BASTA!"


 

Dentro del marco de la campaña internacional de la CIOSL "Los sindicatos para las mujeres, las mujeres para los sindicatos", la central sindical argelina UGTA emprendió una campaña nacional de sindicalización de mujeres, tomando al sector textil como blanco prioritario de su accionar. La UGTA también lleva a cabo una campaña contra el acoso sexual, vinculada con la de sindicalización, como nos explica Souad Charit (UGTA).

Miembro del directorio de la wilaya (región) Chlef, situada a 200 kilómetros de Argel, Souad Charit es la presidenta del comité de mujeres de dicha Wilaya e integra la Comisión Nacional de Trabajadoras de la UGTA. Souad Charit procede del sector docente y trabaja actualmente impartiendo cursos de formación en el Instituto Nacional de Estudios e Investigaciones Sindicales sobre métodos de animación y comunicaciones de las campañas.

Han emprendido ustedes una campaña para que se revise el código de la familia. ¿En qué radica la importancia de dicha revisión para las mujeres argelinas?

Ese código -que data de 1984, un período donde había una fuerte presión de los islamistas- contiene artículos que ponen a la mujer en posición de inferioridad. En tal sentido, el código contraviene la legislación puesto que la constitución de Argelia preconiza el principio de igualdad.

Por ejemplo, una mujer adulta no puede contraer matrimonio civil sin la aprobación de su padre. No obstante, las mismas mujeres afines a los círculos islamistas aceptan ese principio. Aceptan también la poligamia,cosa que nosotras rechazamos de plano.

Voy a distintas wilayas para movilizar a las mujeres, les hago tomar conciencia de que ésta es una cuestión que reviste muchísima importancia para las mujeres.

Paralelamente, hemos emprendido una campaña sobre el tema de la Convención internacional para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW).

Argelia ratificó esa convención en 1996 pero lo hizo con reservas en lo relativo a su artículo 2 que va en contra del código de la familia, al artículo 9 (que otorga los mismos derechos a los hombres que a las mujeres en lo concerniente a la nacionalidad de los hijos)y al artículo 29 (sobre la posibilidad de recurrir a una comisión de expertos en caso de conflictos que no se resuelvan mediante procedimientos de conciliación, comisión que en caso de fracasar el arbitraje puede apelar a la Corte Internacional de Justicia). Esta convención es un paso importante en pro de la emancipación de las mujeres, un grandísimo logro para nosotras.

El argumento jurídico internacional puede constituir una poderosa palanca en Argelia ya que todavía quedan muchas cosas por reivindicar a escala nacional. Estamos precisamente tratando que se inicie un procedimiento de revisión del código de la familia basándonos en el argumento jurídico internacional.

Están realizando una gran campaña contra el acoso sexual. ¿Ya obtuvieron resultados y cómo piensan continuar con ese combate?

En noviembre de 2004 conseguimos que se incorporara al código penal un nuevo artículo (341) condenndo al acosador, lo que representa una gran victoria. Pero tras esa victoria legislativa, la segunda etapa consiste en impulsar a las mujeres a quebrar el muro de silencio. Es la nueva fase de nuestra campaña. Ya es hora de que las mujeres digan BASTA. En las sociedades árabes en particular, somos víctimas de tradiciones milenarias. Mi madre vivió lo mismo que mi abuela. No hay suficiente evolución. Es inaceptable.

Hace un año creamos un centro donde se reciben llamadas y se escucha y brinda ayuda a las víctimas de acoso sexual. Ya tenemos registradas más de mil intervenciones de respaldo psicológico y consejos orientativos. Con el respaldo de la FES pudimos hacer un folleto informativo al que dimos una gran difusión y también hicimos publicidad de nuestro centro de ayuda en los medios informativos.

Nos dimos cuenta de que el acoso sexual, que en primera instancia creíamos que tenía lugar sobre todo en las grandes ciudades, en un problema que existe en todo el país. También creíamos que las principales víctimas estaban entre ciertos grupos de mujeres, como por ejemplo las divorciadas, que padecen de una imagen negativa que las sitúa un poco al margen de la sociedad. Pero nos dimos cuenta de que no es para nada así.Casadas o no, todas las mujeres son víctimas potenciales.

Creíamos asimismo que eran sobre todo las jóvenes las víctimas de acoso sexual y pensábamos que las mujeres de más edad estaban mejor protegidas. Pero esto tampoco es correcto. Hemos tenido casos de mujeres de más de 50 años. Es un problema que realmente concierne a todas las mujeres.

El período de transición hacia la economía de mercado por el que atraviesa Argelia originó un aumento rapidísimo de los empleos informales. Son numerosas las mujeres que tienen empleos muy precarios. ¿Cómo pueden ayudarlas ustedes, como sindicato?

Para darle un ejemplo, en el sector textil hay mujeres que perciben una remuneración (más bien mala) pero que no tienen derecho a ninguna cobertura social. Esas mujeres tienen además que lidiar con problemas en materia de seguridad y de higiene, además de acoso sexual. Están en constante tensión procurando conservar sus trabajos a toda costa. Procuramos sindicalizarlas pero es una labor muy ardua. Tienen mucho miedo de perder sus empleos si se afilian a un sindicato.

Es muy difícil elaborar proyectos en ese sentido y tenemos mucha necesidad de compartir las experiencias de los sindicatos de otras latitudes para utilizarlas como inspiración.

Con respecto a la situación general de las mujeres de su propio país, usted subraya la distancia que media entre la igualdad que estipula la ley y la desigualdad de hecho. ¿Qué estrategia podría utilizarse para provocar un cambio de mentalidad?

Es verdad que cambiar la mentalidad es la tarea más difícil de todas. Mientras estaba viajando por el sur del país, un niño de 10 años me dijo en plena calle: "Tienes la cara descubierta ¿no te da vergüenza?" Fue algo que realmente me dejó helada. Hay un largo camino por recorrer para cambiar esas ideas.

En el trabajo, a las mujeres siempre les resulta difícil acceder a los cargos de responsabilidad. La tremenda escasez de guarderías es un gran obstáculo para ello. En el trabajo, una mujer tiene que demostrar el doble que es capaz de asumir responsabilidades. Pero también suceden algunas cosas alentadoras.

En Argelia aumentó el nivel de instrucción de las mujeres e inclusive en la universidad hay más mujeres que hombres. A la larga, eso no podrá dejar de influir en el cambio.

En el ámbito de la política, las mujeres realmente comienzan a moverse. Se está empezando a hacer algo más que utilizar a las mujeres como hacían los partidos, nada más que para mejorar su imagen.

Yo lucho por mí misma pero también para que mi hija, como todas las mujeres del mañana, tenga un lugar mejor en la sociedad.

Comparto la idea de la UGTA, que preconiza un cambio progresivo. Es la única alternativa duradera porque cualquier cambio brutal podría originar fisura que obstaculizarían el verdadero progreso. Es un combate dificilísimo y larguísimo pero yo soy optimista por naturaleza y pienso que lo importante es sentir que poco a poco se van produciendo avances concretos.

Y precisamente en el seno de la UGTA, ¿cuál es el lugar que se da a las mujeres?

En 2002, cuando se creó la Comisión Nacional de Trabajadoras de la UGTA, el sindicato contaba solamente con algunos miles de afiliadas. Ahora somos 130.000, es decir, el 10 por iento de la membresía de la UGTA. Es algo que logramos tras una amarga lucha y que queremos mejorar.

Es verdad que en un comienzo los hombres a cargo del sindicato tenían algo de miedo de que quisiéramos imponer una repartición de territorio. Pero nosotros no queremos eso para nada. ¡No estamos ni en los baños ni en la mezquita, donde hay espacios separados para los hombres y las mujeres! Los trabajadores y las trabajadoras comparten la misma realidad, tienen lo mismos problemas, inclusive cuando se contemplan problemas específicos.

Hoy en día se puede decir que disfrutamos de un pleno respaldo político de los funcionarios a cargo del sindicato. Sin embargo, cuando se pasa a tratar de obtener los medios necesarios, las cosas ya no están tan claras. Por ejemplo, tenemos mucha incertidumbre en cuando al futuro de nuestra campaña contra el acoso sexual debido a la falta de medios.

Dentro de muy poco quisiéramos realizar una caravana itinerante que iría a dos o inclusive tres regiones del país para crear conciencia entre las mujeres con respecto a este tema. Pero nuestra única opción consiste en organizar un proyecto basado únicamente en las contribuciones voluntarias.Estamos muy limitadas.

En el caso de nuestro centro de llamadas, el precio de las comunicaciones también es una barrera pero no disponemos de medios para poner una línea verde gratuita. Por los mismos motivos no podemos brindar el servicio por la noche. Los psicólogos y los sindicalistas que hacen la tarea son todos voluntarios. Necesitamos ayuda para que el proyecto tenga un futuro.

Entrevista realizada por Natacha David.

Bruselas, 4 de marzo de 2005

Nota bene: Para mayor información sobre la campaña de sindicalización de las mujeres de la economía informa y la situación general de las mujeres en los sindicatos de Argelia, véase asimismo la entrevista a Soumia Salhi,publicada el 8 de marzo de 2004

http://www.icftu.org/displaydocument.asp?Index=991219065&Language=ES)

(CIOSL EnLínea)



4 marzo 2005



Foro

  • > Entrevista a Souad CHARIT, UGTA (Argelia)
    10 de octubre de 2005

    salam alaykum.

    soy española musulmana,me pidieron la mano para casarme con un argelino,pero el este verano se caso en argelia y ahora no se si es legal casarme con el.

    su esposa lo save,pero yo no se si es verdad.

    me gustaria recivir informacion sobre la poligamis porque no se lo que es,

    • > Entrevista a Souad CHARIT, UGTA (Argelia)
      30 de marzo de 2006, por othman
      ola me puedes contactar en mi dereccion de e mails y hablaremos de ello jastimi20@hotmail.com


 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP