Las mujeres del área mediterránea exigen mayor poder político


 

Bonino propone combatir la interpretación del islam que margine a la mujer Debatir sobre religión no es fácil.

La eurodiputada Emma Bonino puso el dedo en la llaga en la apertura del primer Encuentro de Mujeres del Mediterráneo al reclamar la urgente secularización de la política, pero esa reflexión no es compartida por igual en ambas orillas. Las participantes señalaron que concentrarse en el debate de religiones ’puede aumentar las distancias’ en uno de los debates, aunque en la clausura de la cita, Bonino abogó de nuevo por combatir las interpretaciones de las normas islámicas que marginen a las mujeres. Las mujeres del Mediterráneo reclamaron más presencia femenina en la política.

Las asistentes al primer Encuentro de Mujeres del Mediterráneo en Andalucía, organizado por la fundación Tres Culturas del Mediterráneo en Sevilla, recogieron el guante lanzado por Emma Bonino, eurodiputada y coordinadora de la cita, que espoleó el debate sobre el papel de las religiones en las políticas de los países del área. Bonino consideró urgente separar la política y la religión al entender que la primera pertenece a la esfera pública mientras que la segunda es una opción individual y privada.

En el debate posterior sobre la contribución de la mujer a los cambios políticos, socioeconómicos y culturales en la región mediterránea se planteó la cuestión religiosa, pero también quedó patente que profundizar en los aspectos regresivos que puede alimentar para las mujeres contribuye a aumentar las diferencias entre las vecinas de una orilla y otra. ’La religión puede ser un instrumento de bloqueo del progreso, pero si nos concentramos en el debate sobre las religiones e identidades podemos aumentar las distancias’, señalan en las conclusiones de la mesa.

Emma Bonino, en su discurso de clausura, volvió a insistir en la necesidad de luchar contra algunas interpretaciones de normas religiosas islámicas que se aplican en la ribera sur, al igual que otros países combatieron algunos planteamientos de la religión católica, informa Efe.

Las propuestas elaboradas recogen que los países de ambas orillas deben desarrollar instrumentos para que las mujeres salgan ’de la sumisión’ y accedan al poder político. El sistema de cuotas, que aplican algunos partidos políticos europeos, se planteó como una de las herramientas para contribuir a la mayor participación femenina. ’Hay que romper el tabú del poder’, concluyen. De igual modo, exigieron la puesta en marcha de políticas que compatibilicen el trabajo y la familia. Las asistentes destacaron el papel de las ONG como ’una manera paralela de hacer política’ a las que pidieron que incorporen ’la perspectiva de género’ en la cooperación.

Problema de Estado

Las asistentes al Encuentro de Mujeres del Mediterráneo exigieron ayer a los gobiernos que destinen más recursos para apoyar a las víctimas de la violencia de género y que desarrollen leyes integrales para sancionar a los agresores y amparar más a sus víctimas. En víspera de la celebración del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, la secretaria de Estado para la Igualdad de Portugal, Maria de Céu Cunha pidió que se califique como ’un problema de Estado’ la violencia hacia las mujeres. ’Ninguna religión, cultura o ideología puede ser invocada para justificar la violencia contra las mujeres’, dijo. También la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú se refirió a la jornada que se celebra hoy, que demuestra que falta ’un largo camino’ para erradicar la violencia de género.



24 noviembre 2001



 



......... Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito Sitio desarrollado con SPIP